Para más información sobre violencia domestica:

Si uno o más de estos, describe su relación de pareja, esta puede ser perjudicial o abusiva.  

Tu pareja...

  • Ha sido abusivo en una relación anterior. Puede ser que culpe a su ex por el problema.
  • Es simpático; entra en tu vida cuando estás en una crisis; aparentemente se hace cargo de todo y las cosas mejoran.
  • No quiere conversar o te quita el habla cuando hay un problema.
  • Tira las puertas, grita o insulta cuando discuten.
  • Se enoja con frecuencia (o con más furor) de lo que parece razonable para la situación.
  • Siempre promete cambiar o mejorar su conducta pero no lo hace.
  • Parece tener muy baja auto estima y quizás se considere un fracasado a pesar de lo que los demás piensen de su éxito.
  • No acepta responsabilidad por los errores que comete en casa, en el trabajo, con la familia, etc. 
  • Usa tu información íntima o tus inseguridades para lastimarte o humillarte.
  • Amenaza con ponerte en evidencia o exponerte frente a tu familia, en el trabajo o con amigos. • Si es tu caso, dice que no eres realmente una lesbiana, homosexual o bisexual.
  • Dice que no eres una mujer o un hombre “de veras”.
  • Te culpa por las veces que te grita, te manipula o te lastima.
  • Tiene celos de cualquier persona importante en tu vida.
  • Piensa que debes pasar todo tu tiempo libre con él o decirle siempre dónde estás.
  • Te acusa de mentir sobre dónde has estado y con quién.
  • Te acusa de tener amantes.
  • Es exigente y usa la fuerza cuando tienen relaciones sexuales.
  • No te hace caso cuando le dices que no siga.
  • Trata de castigarte rehusando tener relaciones sexuales cuando tú lo deseas.
  • Destruye tus cosas o lastima los animales domésticos.
  • Compra flores o regalos para demostrar cuánto lo siente, después de haberte lastimado.
  • Te manipula amenazándote con lastimarse o matarse.
  • Abusa de las drogas o el alcohol.
  • Parece tener doble personalidad; en un momento está agradable y simpático y luego enojado, violento o cruel.
  • Tiene creencias o valores opresivos: racismo, clasismo, sexismo, homofobia, discriminación contra los discapacitados y te denigra o denigra a otros por ser diferentes.
  • Amenaza con golpearte o abofetearte.
  • Te patea, golpea, empuja o abofetea